Consejos y opiniones de compra online

Consejos y opiniones de compra online

Recientemente hemos visto en Valencia el nuevo carro de Correos para facilitar el reparto a sus carteros, que incluye una bolsa más grande (la «caja azul») para poder llevar paquetes, y una ayuda eléctrica con patinete o hoverpusher de Mooevo.

Porque la empresa gubernamental española Correos, anuncia que repartirá con carros motorizados por patinetes eléctricos o pusherboards en siete ciudades, y ésto está muy avanzado.

nuevo carro de correos

Comunica que ya ha implantado este programa piloto en Dos Hermanas, Sevilla, y Valencia, y que más tarde llegará a otras ciudades como Madrid, Cornellá, León, Vitoria y Santa Cruz de Tenerife.

Es bueno que una empresa estatal apoye la innovación en el mercado de la movilidad eléctrica, y más aún si es dando soporte a una empresa startup española, como MOOEVO.

A pesar de una fuerte caída en las ventas mundiales de automóviles durante la pandemia, las ventas de otros vehículos eléctricos (EV) continúan aumentando. Es probable que esta tendencia se acelere a medida que las regulaciones de emisiones se vuelvan más estrictas y el interés de los consumidores en la sostenibilidad crezca.

nuevo carro correos

Nada de esto será fácil. Mantener las emisiones por debajo del objetivo de 45 gigatoneladas requerirá un esfuerzo intersectorial entre empresas, industrias y el gobierno. Por ejemplo, los sectores de la energía y el transporte pueden trabajar juntos para impulsar tecnologías de carga inteligente que, a su vez, acelerarían el cambio a los vehículos eléctricos.

Se pueden formar coaliciones para desarrollar cadenas de suministro limpias para la creación de soluciones de baterías bajas en carbono que reflejen todo el potencial de una economía circular.

En última instancia, es posible que los reguladores y los formuladores de políticas tengan que intervenir, adoptando una perspectiva de ecosistema con objetivos transfronterizos y plazos significativos para todo, desde la cantidad de puntos de carga necesarios hasta la trayectoria de la reducción de carbono.

Sin este tipo de cooperación, es poco probable que el cambio a los vehículos eléctricos realice todo su potencial para crear una cadena de valor de baterías sostenible y para mitigar el impacto del cambio climático.