Depresores del sistema nervioso: cuándo…

Depresores del sistema nervioso: cuándo…

Diferentes tipos de depresores del sistema nervioso son las benzodiazepinas y los barbitúricos. Depresores del sistema nervioso son medicamentos que reducen la actividad de las partes del cerebro o el cuerpo. Que generalmente se prescriben para tratar los trastornos del sueño y ansiedad.

La gente puede llegar a ser dependientes de depresores del sistema nervioso, de tal manera que su uso debe ser estrictamente controlado por el proveedor de cuidado de la salud.

telcobanca momofone

Espasmos musculares de espalda, cuello y piernas
qué son las celulas madre pluripotenciales
actualidad sobre la espasticidad y fibrotomia gradual
avances en paralisis cerebral investigaciones con celulas madre
Calcificacion o depositos de calcio en el cerebro: causas, síntomas y tratamientos
Actualidad sobre la espasticidad y fibrotomía gradual
Sobre la Distonía y las Células Madre

dolor hombro izquierdoLos métodos alternativos para trastornos de ansiedad y del sueño debe ser discutido con el médico antes de comenzar el tratamiento.

Las benzodiacepinas se prescriben comúnmente depresores del sistema nervioso y son también conocidos como los tranquilizantes, ansiolíticos y medicamentos contra la ansiedad.

Estos medicamentos producen un rápido alivio de los síntomas de ansiedad y ataques de pánico, sin embargo, pueden producir efectos secundarios como somnolencia extrema, confusión, mareos y visión borrosa.

Estos medicamentos sólo se recomiendan para periodos cortos de tiempo, y los que toman no deben conducir o manejar maquinaria peligrosa. La gente puede crear rápidamente una tolerancia a este tipo de depresores del sistema nervioso y pueden necesitar dosis más altas para producir resultados similares.

Barbitúricos o sedantes se prescriben para tratar los trastornos del sueño y los trastornos de ansiedad, y aunque es eficaz en el tratamiento de ciertas condiciones, puede ser muy adictivo.

Los barbitúricos a menudo notan un alivio inmediato de la ansiedad y el insomnio, sin embargo, a veces se dan cuenta que necesitan aumentar su dosis para lograr los mismos resultados que han recibido la dosis más baja. Este es un problema serio y se vuelve muy peligroso para la persona que está en riesgo de adicción y sobredosis.

celulas de la piel podria ayudar con el tratamiento del alzheimer
Espasticidad: Qué es y tratamientos para…
Cuadriplejia y Células Madre
Reducción de la espasticidad: nuevos métodos y alternativas.
Transtornos neurologicos y nuevos tratamientos
Enlaces de Rehabilitación en la
Artículos y enlaces de fisiatría y fisioterapia para
Lesiones deportivas: Prevenir y curar con
Fisioterapia y Holística en la terapia física en
Técnicas de fisioterapia aplicada: Métodos para

El alcohol es otro depresor del sistema nervioso central y se consume como bebida de licor, cerveza, vino y se mezcla. Los efectos del alcohol sobre el sistema nervioso central son disminución de la respiración, disminuye la frecuencia cardiaca, confusión, pérdida del tono muscular y problemas de memoria.

Problemas de sueño interrumpido y el gusto y el olfato también puede ocurrir como resultado del consumo de alcohol. La morfina y la codeína son también intensos depresores del sistema nervioso central, y se utilizan normalmente para tratar el dolor.

Los tratamientos alternativos para la ansiedad incluyen hablar con un profesional de la salud mental y la medicación antidepresiva. Estos medicamentos actúan para aumentar el nivel de un inhibidor químico llamado en el cerebro y no se consideran los depresores del sistema nervioso.

Alternativas a los analgésicos basados ​​en morfina y la codeína incluyen anti-inflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y otros analgésicos que se basan acetaminofén.